Tropiezo de Campeón

 

Una sorpresa nos estuvo esperando el sábado en el Club Fabrica de Armas, es que después de más de tres años Orcos fue derrotado; y esa es la noticia principal, mas allá de quien haya sido el verdugo de la Peste. Fue en un ajustadísimo partido en el que el campeón cayó por 13-12 con Hienas.
Todo tiene un final, y el gran invicto de la Peste lo encontró en la semana dos 2018 de la RFL, un final digno sin grandes preocupaciones más que entender que a veces los errores se pagan caros. El del fin de semana pareció un partido palo y palo, las ofensivas de ambos equipos erraron y mucho. De entrada una devolución de Kick off de 80 yardas dejaría a Hienas, jugadas después, arriba en el marcador por 7. De vuelto, Orcos repondría la gentileza con las mismas jugadas y casi en misma cantidad de yardas, pero se quedaría corto en el punto extra. Dos series, 4 minutos, dos anotaciones, así fue el comienzo.
Una vez establecidos en el campo, ambos mostrarían las dificultades de los primeros partidos de temporada. Hienas cada vez que quiso salir de su libreto sufrió, y en zona caliente fue víctima de su ansiedad y terminó regalando sus oportunidades a la buena segunda línea del rival.
Por su lado la Peste, como ya es una costumbre, apostó a la labor de su excelente mariscal Albano Scorza, que padeció de forma excesiva la carencia de su línea ofensiva, lo cual redujo considerablemente su efectividad. Aún así, tuvo hasta más chances de ganar que Hienas, ya que erró dos puntos extras, se equivocó y entregó la pelota a media yarda del end zone rival y se quedó sin tiempo al final del partido cuando sólo caía por un punto.
El equipo Bordó buscó mostrar nuevas variantes en ofensiva pero no las pudo plasmar de la mejor manera, Miguel Bensi y Emiliano Granito siguen siendo efectivos por tierra, más la importante ayuda de Pablo Catalá a la hora de ponerse el saco de fullback y ganar yardas por adentro de su línea. Con el viejo script los Carroñeros se siente plenos, quemando mucho tiempo en el reloj y esta vez aprovechando que Orcos no lo supo liquidar y les dejó aire para llevarse una victoria histórica, pero no por la victoria en sí, sino por la derrota de un gran rival que a pesar de haber caído, no se arrodilló.

Los comentarios están cerrados.

Contacto

Galeria de Fotos