Peste encolumnada

 

Una nueva jornada se disputó el último sábado en el Club Fábrica de Armas de la RFL, por la semana 7 y como ocurre cada vez que juega, Orcos sumó otra victoria a su extenso récord, venció 22-00 a Espartanos y se dispone un año más a disputar el Tazón de la Bandera.

Se torna complicado analizar un partido de Orcos sin volver a lugares comunes todo el tiempo, es que La Peste parece no tener cura y que sus rivales por más que cambien los métodos no van a lograr detener un record que ya se torna incontable.

El sábado se vio otra vez la esencia de un equipo que descansa en su columna vertebral. Albano y Stefano Scorza, Germán el “León” Nitsch, Ignacio Colautti y Lisandro “Ice” Rodriguez Peña han formado una estructura que se repite encuentro tras encuentro, son el termómetro de un conjunto que no encuentra un techo y que además de vencer a sus rivales, supera obstáculos propios como lesiones, bajos rendimientos o alguna que otra mala decisión.

Antes de comenzar el partido el sábado, en el calentamiento; se podía divisar a simple vista la poca cantidad de jugadores blancos que se presentaron a jugar, las lesiones calaron hondo en el número pero gracias a la “columna” no en efectividad. Si bien el match comenzó cuesta abajo gracias a que Espartanos logró renovar en varias oportunidades en el inicio, con una buena aparición de Gerardo Muzzolon como fullback, dos errores concatenados (fumble y falta persona) dejaron a la Peste a yardas del end zone y es donde este equipo nunca perdona. Lo que hoy por hoy esta mas que claro en la RFL es que si uno apunta a quebrar a Orcos no puede caer en errores no forzados y menos entregarle la pelota a Albano Scorza a tiro de la anotación.

A partir de haber conseguido ponerse arriba, el equipo capitaneado por Estefano Scorza cocinó el partido a fuego lento, con una gran actuación en ofensiva como defensiva del León Nitsch, que se propone este año pelear por el MVP y Julián “Blim Blim” Daniele quién no esta entre los nombres del quinteto fundamental solo por experiencia. El manejo del tiempo, esperar el error del rival, las buenas sociedades por aire, la solides por tierra y el talento de las individualidades son los fundamentos por los cuales Orcos logra sábado tras sábado sus victorias y fueron los mismos que llevaron a ganarle a Espartanos en la semana siete 22-00.

No sería justo decir que para la Legión fue un partido más, comparado a anteriores se notó un cambio en busca de torcer al rival, un movimiento de nombres y posiciones mas una nueva estrategia defensiva fueron parte de un planteo que quizás mostró lo mejor de este equipo en el año pero que deja muchas cosas para pulir para su próximo encuentro.

El campeón cada vez mas campeón el camino 2017 parece no ser muy diferente al de los últimos años, gracias a una columna que no se cansa de sostener y afianzar a la Peste.

Los comentarios están cerrados.

Contacto

Galeria de Fotos