Orcos en la final

sem11

La RFL ya tiene a su primer finalista para el “Tazón de la Bandera 4”, luego de que el pasado sábado Orcos ganó su quinto partido consecutivo, esta vez frente a Hienas 14 -07.

Por cuarta vez sucesiva Orcos será protagonista de la final por el Tazón de la Bandera, y no es sorpresa, ya que desde el primer partido del 2015 La Peste Negra demostró que tiene las herramientas necesarias como para enfrentar a cualquier rival que se le ponga enfrente. Si bien en los últimos dos partidos el rendimiento fue mermando, la característica principal del equipo en ofensiva son sus individualidades, a las cuales no les pesa para nada llevar en sus hombros la obligación de liquidar los encuentros cuando las cosas se ponen difíciles.

El sábado otra vez aparecieron las figuras y cuando se habla de figuras siempre se comienza por el mariscal Albano Scorza, que fue protagonista ya que desde su brazo derecho salieron los dos pases que terminarían en touchdowns para Orcos.

Los que se encargaron de llevar la pelota al end zone fueron el bueno de Germán Nitsch, uno de los mejores jugadores de la liga tanto en ofensiva como en defensiva y ¿el futuro MVP? Ignacio Colautti que sabe y mucho del arte de atrapar el balón. Pero esta vez la supremacía del equipo Negro no se noto tanto en la cancha, sufrió por demás el partido y hasta se lo vio incomodo por momentos. Su defensiva, estuvo en el emparrillado mucho tiempo y si bien pareció que el resultado estaba controlado Hienas avanzó y renovó intentos constantemente. En ofensiva las cosas parecieron mas fácil, cuando Albano tuvo la oportunidad de sacar el brazo dejó a dos compañeros a tiro del end zone y con eso bastó para ponerse arriba. Como saldo negativo el ataque terrestre volvió a mostrar la cara del 2014, errático y hasta improvisado por momentos, algo en lo que el capitán Estefano Scorza va a tener que trabajar para contar nuevamente con una alternativa que dio sus réditos al principio de torneo.

Por su parte Hienas no pudo seguir ganando y se encontró nuevamente con la derrota, pero quizás ese sabor amargo se ve endulzado gracias al buen partido que tuvo en ofensiva. Si bien dudó mucho y mostró falencias en la zona roja, los carroñeros apostaron a pelear yarda por yarda y de esa manera avanzar renovando los intentos. Su línea ofensiva se vio sólida y Raul Carunchio tuvo un buen partido cuando eligieron ir por aire, encontrando en Pablo Catala, autor del touchdown, y Emiliano Granitto sus mejores socios. Felipe Franco fue el más buscado cuando fueron por tierra y la mayoría de las veces eligió bien los caminos para poner a su equipo lo más cerca posible de la línea final. Para destacar es que luego de sufrir en el primer partido frente a Orcos una derrota de 32 – 06, esta vez su defensiva pudo reducir ese numero en contra mas de la mitad y acentuar así su mejoría incrementada por el potencial del rival.

La Peste Negra esta en la final y no es noticia, de acá en adelante seguramente se encargarán de ajustar los tornillos que se fueron aflojando con el correr del torneo y esperar así, desde arriba, la llegada del rival que tratará de arrebatarle el trofeo.

Nota: M. Casielles

Los comentarios están cerrados.