Orcos Campeón, Tazón de la Bandera V

c4

El Campeón salió Campeón, y está bien dicho; Orcos aplastó a Espartanos 27-00 y tatuó una vez más su nombre en el Tazón de la Bandera.

El sábado pasado en el Club Fábrica de Armas hubo un clásico y bien rosarino, es que la franquicia negra de la RFL se hizo dueña de la ciudad por cuarta vez consecutiva, de manera invicta y sin recibir una anotación en contra en todo el año. Lo ganó y con creces, y cada vez parece más fácil, en el 2015 lo hizo de manera invicta y para superarse este año su defensa le cerró la puerta a todos los equipos de la liga rompiendo una vez más todos los récords.

La experiencia en finales del equipo capitaneado por Estefano Scorza fue el motivo más importante de la victoria frente a Espartanos, entendió de movida que no era un partido más y realizó los cambios necesarios para sorprender al rival en momentos decisivos y los ajustes defensivos obligaron al equipo Azul a equivocarse y pagar caro cada vez que eso sucedió.

Orcos abrió la cuenta con un pick six de Ignacio Colautti, quien leyó perfectamente el roll del mariscal Martín Cosentino y fue a buscar la pelota en carrera y con la solidez en sus manos que lo caracteriza abriendo el marcador y una catarata de yerros que le costaría a Espartanos el partido. Casi calcada a la anterior, Colautti otra vez se opuso a que un jugador rival reciba un pase de Cosentino, pero en esta ocasión dejó a la ofensiva que haga su trabajo y justo el ex Espartano Gonzalo Ortiz (un jugador que extrañó todo el torneo el equipo azul) se encargó, por tierra, de finalizar lo que su compañero empezó. Con la segunda anotación ya casi no hubo partido, otro pic six aumentó la ventaja de la mano del novato Julian Daniele y como no pudo ser de otro manera, el mariscal Albano Scorza se anotó entre los goleadores después de una muy buena jugada de distracción que dejó mal parada a la defensa rival. Gaston Part se encargó de convertir 3 de los 4 puntos extra quedando como el pateador más efectivo de la liga.

Del lado Espartano todo fue debe, se vio superado en todo momento y cuando quizo ajustar sobre la marcha ya no había tiempo. Lo más importante estuvo como de costumbre en manos de su capitán, Javier Torres, ya sea por aire o por tierra, pero ni él pudo contra los cachetazos de la defensa Orca. Salió campeón el campeón, porque para alcanzarlo primero hay que serlo y Orcos es un campeón de raza, de nombre, de historia, un campeón con todas las letras, campeón que no necesita un trofeo para demostrar que es el mejor, campeón como esos que ya no se ven… un campeón de campeones.

Galardones El 2016 desafió a las autoridades de la RFL con respecto a encontrar un MVP, es que dos jugadores estuvieron a un nivel superlativo que obligó a otorgar el trofeo compartido. El jugador de Hienas Emiliano Granitto y el Gran Capitán Espartano Javier Torres se hicieron del premio por el labor indiscutido en sus equipos y de manera más que justa, ya que ninguno de los dos mereció irse a su casa con las manos vacías. El premio al novato del año estuvo mucho más claro, es que la aparición de Julian Daniele en Orcos fue arrasadora, tanto en su tarea defensiva, como en ofensiva.

Los comentarios están cerrados.

Contacto

Galeria de Fotos