La sana costumbre de Orcos

 

Sábado gris, sábado de RFL y sábado de triunfo para Orcos, esta vez por la semana 10 la “Peste Negra” se impuso ante un deslucido Espartanos por 26 – 00 y quedó con un pie dentro de la final, faltando 8 fechas para que termine la temporada.

Ya se transformó en una sana costumbre que Orcos se lleve la victoria semana tras semana, lo que va variando siempre es la forma y en este partido no encontró su mejor rendimiento. Es que a su gran caudal de virtudes el equipo Negro sigue agregando una característica nada alentadora que es la desprolijidad.

En sus últimos encuentros se lo notó en ofensiva improvisando de manera constante, utilizando mal el personal y hasta a veces eligiendo mal las jugadas. Para compensar, la jerarquía de sus individuales ponen la balanza a favor de Orcos, ya que cuenta con jugadores capaces de transformar un error en puntos a favor o que con su simple participación pueden resolver el partido. Varios de ellos aparecieron en el marcador este sábado, German Nistch en dos oportunidades le puso las manos a los pases del mariscal Albano Scorza cuando decidió ir por los cielos, también el siempre presente Ignacio Colautti, quien merece un párrafo aparte por el grado de calidad de sus atrapadas sorprendiendo a propios y extraños, acunó la pelota tras recibir la bola en el end zone.

El trabajo por tierra de Orcos quedó en el debe, ya que fue la mayoría de las veces que eligieron correr cuando se notaron la gran cantidad de defectos de la ofensiva, sin embargo Federico Protti se encargó de maquillar un poco la situación y con una carrera corta también apareció en el marcador.

En la otra vereda Espartanos no fue Espartanos, se presentó como un equipo tibio que distó mucho a lo que tiene acostumbrado, la ausencia del mariscal Alejo Gatti pareció la excusa perfecta, antes de comenzar, para no entrar con la intensidad que caracteriza a esta franquicia y a pesar de que su capitán Javier Torres no desentonó en la posición, el equipo azul no hizo pie en ofensiva como para inquietar un poco a una no tan sólida defensa Negra. En defensiva Gonzalo Ortiz logró destacarse interceptando en dos oportunidades, casi tres, a Albano Scorza, pero todo el esfuerzo se esfumó con la ofensiva Azul. No hay dudas de que el objetivo de Espartanos es tener un lugar en la final, pero no vale de nada si cada vez que se enfrenta a Orcos se transforma en aquel equipo del año pasado que luchaba con él mismo para llegar a un triunfo, tiene los jugadores, tiene el plan de juego, solo falta encontrar la solides y constancia necesaria para llegar un escalón mas alto.

Sábado de RFL, sábado de Orcos, la Peste Negra se esparce en Rosario y va en busca de lugar en la final por el Tazón de la Bandera, ¿Podrá alguien con ella?

Nota: M. Casielles.

Los comentarios están cerrados.