Celtas se recupera en la semana 3 y vence a Hienas

sem3

Y un día el gigante se despertó, Celtas volvió a la victoria el pasado sábado tras imponerse frente a Hienas 7-6 en el Club Fabrica de Armas, después de un final infartante en que cualquiera de los dos pudo llevarse el triunfo.

Ambos con la necesidad de ganar, comenzaron a dar batalla en un partido totalmente tibio, la primera mitad presentó a un Celtas encajonado en las ultimas 30 yardas y a un equipo bordó que no encontraba en ofensiva las herramientas para penetrar una muy inteligente defensa amarilla.

La expedición constante por tierra de los carroñeros quedaba desarticulada inmediatamente en la primera y segunda línea del equipo rival y los intentos por aire no lograban conseguir yardas. Pero no solo la defensa de Celtas mostraba sus dientes, Hienas logró, con un juego más intenso que lo demostrado la semana pasada, mantener a su competidor en campo propio y que mirara de lejos las tierras del End Zone.

Distinta iba a ser la segunda mitad, Celtas se dio cuenta de que debía tirarle la experiencia encima al equipo novato de la liga, y de la mano de dos jugadas reversibles comandadas por Marcos Alonso, su mariscal, y el MVP 2013 Agusto Scorza, logró mover cadenas, conquistar tierras inexploradas hasta ese momento y conseguir la apertura del marcador, además anotar  el punto extra que más tarde le iba a dar el partido.

Si hay una característica que se repitió en los pocos encuentros que disputó Hienas hasta el momento, es la perseverancia. Con el reloj como enemigo principal, la ofensiva de Hienas acusó el cachetazo del resultado y despertó en una serie que lo llevaría al borde de la victoria. Solo 40 segundos quedaban del final, dos tiempos fuera para los de Bordó y la pelota en manos de la ofensiva Amarilla en su propio campo. Todos en la cancha esperaban ver como Celtas dormía el juego pero no fue asi, corrida por izquierda, todo Hienas a la carga, golpe, fumble y Alvaro Castriccini DL Bordó recupera el balón y le da una ultima bocanada de aire a su equipo. Era momento de que la ofensiva pesada de los carroñeros pase por arriba a su rival en pocas jugadas, y así fue, apostando fuerte al impacto terrestre, Emiliano Granitto agujereó con la cabeza el paredón construido por su enemigo y le dio los 6 puntos en el marcador y aun quedaba el punto extra, 14 segundos de partido y un tiempo fuera para el Bordó. Momento para que la defensiva de Celtas vuelva a ponerse el overol y gane de una vez por todas el match. Nuevamente la apuesta de Hienas fue por tierra, pero en esta ocasión el hueco no se abrió y el marcador quedó intacto.

 En el ambiente no había festejos todavía, si bien solo restaba recibir la patada de devolución y cerrar la disputa, quedaban los últimos 14 segundos. Patada corta, aluvión carroñero a la pelota y cuando parecía que se terminaba el partido, Felipe Franco, Linebacker de Hienas, hizo la jugada grande y se adueño de la patada. Nuevamente el destino ponía a los de Bordó ante la posibilidad de ganar el partido, si bien estaban lejos de anotar, no se rendían, y con el reloj casi agotado, contaban todavía con un tiempo fuera. Esta vez debían apelar al avanzar por el cielo, algo que todavía no es su fuerte, aunque que en la primera jugada Raul Carunchio, Mariscal de Hienas, logra conectar con Pablo Catalá y dejar a su equipo cerca de la victoria y con 9 segundos en el reloj. Esta vez la historia no va a ser película con final feliz, porque a pesar de haber entregado todo hasta el último segundo, la defensiva amarilla terminó frenando el ataque aéreo y se quedó así con el partido.

Un torneo más en el que Celtas parece empezar dormido para luego demostrar que tiene con qué ser protagonista, y seguramente se pondrá a tiro en la carrera por el Tazón de la Bandera. Hienas por su parte, sólo ha mostrado que va a ser un rival difícil, pero sin dudas necesita resultados positivos para exponer que su lucha no es en vano.

Nota: M. Casielles.

Los comentarios están cerrados.